Trastornos de ansiedad ¿es efectivo el CBD?

En los trastornos de ansiedad ¿es efectivo el CBD? ¿y el THC? ¿Qué sabemos de esta enfermedad? ¿Qué puede causarla?

Los productos más demandados de CBD son:

El CBD, la ansiedad y el estrés

Si todavía no sabes qué es el CBD, qué diferencia tiene con el THC o qué puede hacer en trastornos de ansiedad y si es efectivo vamos a intentar que casi todas tus dudas queden resueltas.

El CBD ha sido estudiado en los últimos años más que nunca, proviene de la planta del cannabis y dejando a un lado las evidencias científicas sabemos que el cannabis ha sido utilizado en múltiples soluciones curativas en nuestra historia como seres humanos, no hay más que ver los papiros de la civilización egipcia en los que podemos ver las “recetas”.

El cannabis y la ansiedad (CBD Y THC)

El cannabis está compuesto, entre muchas otras sustancias, de cannabinoides, estos son los encargados de sus efectos que se ven reflejados en nuestro propio sistema endocannabinoide. El CBD y el THC son dos de estos cannabinoides y una de sus diferencias es que el THC es el único componente de la planta de cannabis que tiene el efecto psicoactivo, es decir, que provoca “colocón”, ni el CBD ni otros como el CBG tienen esta capacidad. Sin embargo debemos de analizar muy bien los casos de depresión tratados con cannabis THC, este cannabinoide puede provocar efectos adversos ya que no solo proporciona subidón si no que puede provocar bajones de ánimo que son contraproducentes en el tratamiento de este tipo de enfermedades, os lo explicamos mejor en este post.

Si algo sabemos del CBD en estos días es que es eficiente en el tratamiento de:

  • Ataques epilépticos
  • Artritis reumatoide
  • Enfermedades neurodegenerativas
  • Inflamaciones
  • En colaboración con tratamientos oncológicos
  • Drogodependencia
  • Ansiedad, nerviosismo o estrés.

Estas son solo algunas y hoy solo vamos a centrarnos en la ansiedad, nerviosismo o estrés.

¿Puedo tomar CBD para la ansiedad? ¿Es efectivo o no?

El CBD tienen efectos ansiolíticos y puede ayudar en trastornos de ansiedad, estrés o depresión gracias a que activa los receptores de serotonina provocando una mejora en el estado de ánimo y en el humor.

Durante el tratamiento los pacientes pueden comprobar una mejora sostenida de los estados de ansiedad, depresión o estrés.

Así que podemos concluir que si, el CBD es efectivo en los trastornos de ansiedad.

Estudios científicos sobre el CBD y la ansiedad concluyen positivamente, el CBD es efectivo en los trastornos de ansiedad

La investigación preclínica con animales con trastornos de miedo o similares a la ansiedad concluyeron que realmente el CBD reducía los síntomas y estado de ansiedad. Los estudios posteriores en humanos concluyeron mucho más satisfactoriamente ya que no solo se pudo comprobar que el CBD puede ayudar en los trastornos de ansiedad si no que también puede ser útil en enfermedades como la epilepsia infantil.

Todos estos estudios marcan un hito en cuanto a cómo puede ayudarnos el cannabis en general y el cannabidiol en este caso en especial y de como el CBD es efectivo en trastornos de ansiedad.

Como bien dijo un referente español Antonio Escohotado en su libro “Historia General de las Drogas”

Pero quizá más decisivo aún sea tener presente siempre que si cualquier droga constituye un potencial veneno y un potencial remedio, el hecho de ser nociva o benéfica en cada caso determinado depende exclusivamente de: a) dosis, b) ocasión para la que se emplea, c) pureza, d) condiciones de acceso a este producto y pautas culturales de uso. La cuarta de estas circunstancias es extrafarmacológica, aunque tenga actualmente un peso comparable a las farmacológicas”

Antonio Escohotado, Historia General de las Drogas

Un mecanismo adaptativo natural y ancestral: ¿Qué es la ansiedad?¿Puede ser positiva para los seres vivos?

La ansiedad no solo es un trastorno de la salud mental, aunque en las últimas décadas esta palabra se asocie a un enfermedad que junto con otras como la depresión o el estrés son los causantes de una preocupante subida de los suicidios y consultas psiquiátricas o psicológicas.

Aunque la realidad es que la ansiedad es un mecanismo adaptativo natural y común a todos los seres vivos que garantiza un estado de alerta cuando se corre un peligro.

Pero ¿Qué ha hecho el ser humano para que un mecanismo de defensa y supervivencia le esté causando una enfermedad?

Todos los seres vivos tenemos un sistema de alerta y reacción para garantizar nuestra supervivencia, la ansiedad. Para entender bien este concepto de beneficio pondremos un ejemplo animal:

En la naturaleza nos encontramos con una gacela que es elegida como presa de un guepardo, en cuanto la gacela divisa el peligro su corazón se acelera, tiene hormigueos, su aparato digestivo y otras funciones (en ese momento innecesarias) se paralizan para disminuir el consumo de energía y enviar esta energía a los aparatos encargados de hacerla salir de esta, los músculos se tensan, la respiración se vuelve agitada y aparece un impulso, “corre” porque si no huyes mueres.

La gacela ha sufrido ansiedad, pero necesita de esta ansiedad y sus experiencias heredadas o aprendidas para huir del guepardo, entender que es un peligro de muerte y que su cuerpo reacciones para sobrevivir.

Pero si aún no entiendes la conexión entre la gacela huyendo del guepardo con una persona sufriendo ansiedad no te preocupes, no hemos acabado todavía.

Vamos a analizar esos síntomas y que situaciones nos pueden estar llevando a los seres humanos a padecer ansiedad y a necesitar estar en alerta cuando no tenemos ningún depredador, o sí…

Los síntomas más comunes de la ansiedad

  • Inquietud
  • Cambios en el carácter (Irritabilidad)
  • Nerviosismo
  • Estrés
  • Falta de apetito o ansiedad por la comida desmedida
  • Insomnio
  • Problemas familiares y sociales
  • Miedo
  • Frustración
  • Falta de concentración

Todos estos síntomas y efectos pueden ser nefastos si no son diagnosticados y tratados correctamente, incluso llegando a incapacitar al paciente.

Los suicidios, inquietante alerta por su aumento

Las altas tasas de desempleo, pérdida de derechos laborales y sociales, abuso laboral, imposibilidad de conciliar la vida con el trabajo, problemas en el entorno social, fallecimientos cercanos, separaciones de parejas y con cada persona podría aparecer uno nuevo, porque la mente y los sentimientos son únicos en cada uno de nosotros.

Todo esto sumado a la poca importancia y tratamiento que se da a este tipo de enfermedades de salud mental, en consecuencia parece que todos los avances tecnológicos y estrategias de control social ejercidas por los gobiernos parecen estar llevando al ser humano a su etapa más triste y oscura con un aumento en el último año de algo más del 30%, no debemos olvidar que el suicido ya era una de las mayores causas de muerte en los países occidentales aunque no salga tanto en los medios de comunicación ni las administraciones estatales presten alguna atención a ello.

Sin embargo, en noviembre de 2010 veíamos como en Brasil la Comisión de Constitución, Justicia y Ciudadanía del Senado brasileño aprobaba una enmienda para incluir en su Constitución el “derecho a al felicidad”, algo muy preocupante por un lado, ya que, ¿qué esta pasando para que la felicidad sea un derecho cedido por el gobierno y no una cualidad humana? Aunque sobre la felicidad, como la percibimos y qué esperamos de ella podríamos hacer otro artículo, muy interesante (qué te parece, tenemos la felicidad sobrevalorada, es más importante alcanzar la felicidad o aprender a disfrutar del camino a ella).

La ansiedad moderna

Volvemos con la gacela y el guepardo, que simil pueden tener con nosotros si nosotros no tenemos depredadores que nos acechen entre arbustos para atacarnos, pero y qué me dices de los problemas como pagar la hipoteca, no tener dinero para pagar la luz, una enfermedad de un familiar cercano, un accidente… Todos estos problemas activan el mismo mecanismo que el de supervivencia de la gacela.

Imagínate (si es que no lo estás viviendo ya) que no tienes un buen ambiente de trabajo, los horarios son duros y en algunas ocasiones no respeta la hora de salida sin abono de las horas extras, el sueldo es bajo (como en general) y encima tu jefe inmediato es un prepotente y tu cada domingo por la tarde sientes sudores, hormigueo, angustia, pena, palpitaciones, mal humor y con el tiempo se añadirán frustración, puedes llegar a sentir un vació existencial, te sentirás cada vez más irritable y tenso, tu estómago puede sufrir molestias y tu serás la gacela, porque aunque no tengas un guepardo detrás cada vez tu ánimo decae más y sientes que no tienes salida, porque tu no puedes huir de tu trabajo como de un depredador, porque en nuestra cultura necesitamos dinero y el dinero se consigue así, el trabajo es nuestro sustento, sin él no hay casa, no hay comida, no hay coche y esos ya son problemas mayores, así que te ves en un callejón sin salida.

Ahora eres una mujer que acaba de tener su primer hijo, el bebé es el centro de su vida como no podía ser de otra manera, sin embargo otras personas de su entorno ya no son tan importantes y sin quererlo empiezan a surgir pensamientos y sentimientos que nublan tu realidad, como no querer dejar a tu hijo ni con tu propia madre, pensar que si no le vigilas 24 horas al día no estará seguro y sientes inquietud, miedo, frustración por si en cada momento estas o no haciendo lo correcto y tus seres queridos en un intento por “hacerte sentir mejor” te dicen que es normal que es la hormona, que tienes que dejarte de “tonterías” y seguir con tu vida con tu hijo, y no le faltará cariño para decírtelo pero lo que si le faltará es razón, estas teniendo una depresión post parto o ansiedad por separación y eso no se cura “dejándose de tonterías”.

Y es más, ocurre en muchos de estos casos que ni siquiera llegan a ir a un médico especialista, ocurre un fenómenos llamado la espiral del silencio y es que si repetidas veces has contado lo que te ocurre y las respuestas son, es lo que hay, pues mira como estoy yo, sentirás que tu problema no lo es tanto, quizá el problema seas tu y tengas que seguir adelante y punto, como hacen los demás, sin tanta “tontería” y ya no querrás hablarlo con los demás harás como te dicen que hagas, hacer como que no pasa nada. Grave error, necesitas ayuda para solucionar tus problemas y necesitas que los demás los entiendan.

Tomar conciencia de la salud mental: La empatía como avanzadilla

A veces creemos que nuestros problemas son más importantes que los de los demás, a ti quizá se te ha averiado el coche y tu amiga viene y te dice que su móvil se ha roto y tiene que cambiarle la pantalla y mientras no podrá usarlo, y la miras con cara de pensar que si de verdad eso es un problema, o cuando vuestros padres y abuelos os decía que como ibas a dejar comida en el plato si había millones de niños pasando hambre en el mundo. Qué hace a un problema más importante que otro, pues nada, cada uno vivimos y sentimos de una manera, debemos de empatizar, entender a la persona que tenemos delante, no juzgar la magnitud de su problema, ni siquiera si está infundado o no en un problema real, ese no es tu cometido, alguien necesita hablar, necesita ayuda y no necesita que le digan que hay personas pasando cosas peores, no lo necesita, así que como consejo intentemos escuchar más, entender mas y ayudar mucho más.

El CBD si es efectivo en los trastornos de ansiedad

Si aún te quedan dudas sobre si el CBD es efectivo en los trastornos de ansiedad puedes seguir leyendo algunos de nuestros artículos, hacer preguntas y por supuesto seguiremos investigando para ti.